G.I. Joe y su aparición en Los Simpsons

En este artículo te contaré sobre la referencia en Los Simpsons a la popular línea de juguetes de Hasbro conocida como G.I. Joe. Haré un repaso por la historia de estos juguetes que fueron furor en los ochenta y que llegaron a convertirse en dibujos animados.

Lisa contra la Baby Malibú

En el episodio 14 de la temporada 5 de Los Simpsons, Lisa se indigna con los mensajes de su muñeca Stacy Malibu y decide crear su propia muñeca idealista para incentivar los sueños de las niñas. Para lograrlo, se contacta con Stacy Lovell, la creadora de la Stacy Malibu quien se apartó de la compañía y vive aislada en su mansión.

Allí, la experimentada creadora le cuenta su historia a Lisa donde le explica que ya no tiene ningún vínculo con la fabricación de la muñeca, ni tampoco ningún interés en ella. En el diálogo que sostienen, Lovell admite que la Stacy Malibu tenía algo de autobiográfico. Luego, pasa a mostrarle a Lisa cuáles fueron sus esposos, de los cuales tiene una foto enmarcada de cada uno.

Entre los esposos, destaca uno llamado Joe, de tez oscura, vestido de verde militar y con una frondosa barba.

Más tarde, en el mismo episodio, este mismo Joe irrumpe en la casa de Stacy Lovell y busca reconquistarla invitándola de forma impetuosa a dar una vuelta en su unidad de mando móvil. Stacy lo rechaza y le pide que no le haga “la llave de Kung Fu”. Joe se enoja y desaparece pegando un portazo.

¿Qué significa esta escena? ¿Quién es este Joe realmente?

G.I. Joe

Joe no es más que un muñeco (o una persona en la que el muñeco se ha basado). Se trata de un modelo en particular de G.I. Joe, de la década de los setenta. La particularidad que quizás hayas notado es que en el cuello, los dibujantes le hicieron una línea, que es la típica unión que sobresale en los muñecos y que les permite girar el cuello.

Conozcamos un poco la historia de G.I. Joe y cómo llegamos al modelo de ese muñeco moreno  barbudo y su “llave de Kung Fu”.

Muñecos para varones

A principio de los sesenta, la reina de las muñecas era Barbie, creada por Ruth Handler y lanzada originalmente en 1959. Todas las niñas querían tener una y con el tiempo forjó un imperio que sobrevive hasta estos tiempos. El capítulo de Los Simpsons al que nos referimos en este artículo no es más que una parodia a Barbie y a toda la industria del juguete.

La empresa Hasbro por esa época tenía un gran producto, un poco infantil y no tan sofisticado ni moderno: el Señor cara de papa, famoso por su aparición en Toy Story. Solo que en esa época… se usaba una papa en serio para decorarla.

Stanley Weston, que trabajaba allí, creyó que era buena idea copiar el concepto de Barbie y llevarlo a los varones. El problema era que en esa época, las muñecas o muñecos (en inglés doll, para ambos casos) era cosa de niñas. ¿Qué varón iba a querer jugar con muñecas?

Weston necesitaba dotar a los muñecos de un estilo masculino para poder llegar a los pequeños pero también para convencer a las madres y a los padres. Pensó en lo más viril que podía encontrar e inmediatamente lo asoció a la milicia. Allí fue cuando tuvo la revelación. La línea de muñecos que necesitaba iba a estar basada en los soldados de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

La primera tanda de muñecos creada por Stanley Weston medían 30 cm. y fueron lanzadas en 1963. Había 4 modelos, uno por cada fuerza de la milicia de Estados Unidos.

En general, estamos acostumbrados a pensar que las fuerzas armadas de los países son tres: ejército, armada naval y fuerza aérea. Pero en Estados Unidos se tienen 4 ya que el cuerpo de infantes de marina, más conocidos como marines, son una fuerza independiente de la armada y el ejército.

La particularidad de estos muñecos era que tenían varios puntos de articulación (¡21 en total!) como Barbie, llevaban ropa de tela con muchos detalles basados en los uniformes oficiales de las fuerzas armadas y tenían armamento copiado al detalle de armas reales.

El nombre G.I. Joe

El nombre que le dieron en Hasbro, G.I. Joe, estuvo basado en la película de 1945 llamada La historia de G.I. Joe, que fue traducida como También somos seres humanos. Dirigida por William A. Wellman y distribuida por United Artists.

El film está ambientado en la Segunda Guerra Mundial y cuenta con la actuación de Burgess Meredith (el entrenador de Rocky Balboa y también el Pingüino de la serie de Batman de los sesenta) y el gran Robert Mitchum, estrella de cine, que brilló en varias producciones de cine negro.

Éxito y generación de los 70

Volviendo a los muñecos G.I. Joe, la línea tuvo éxito rotundo a pesar de que cada unidad tenía un precio elevado. Los padres sabían que estos juguetes valían la pena y que estaban comprando un producto de calidad para sus hijos.

Sin embargo, a finales de los sesenta y principios de los setenta, Hasbro se encontró con un problema impensado para su franquicia: aparecieron los movimientos antibelicistas que estaban contra la guerra que se estaba llevando a cabo en Vietnam. De pronto, vender juguetes de réplicas de soldados de las fuerzas armadas de Estados Unidos no estaba tan bien visto por una parte importante de la población. Por eso, tuvieron que cambiar el enfoque.

En los años setenta G.I. Joe se reconvirtió y el eje se desvió hacia la aventura. Fue así como surgieron nuevos muñecos inspirados en personajes aventureros y no tanto en las fuerzas armadas. Podríamos decir que la línea se desmilitarizó, sin perder su esencia masculina.

El principal personaje de esta nueva serie de muñecos era el Comandante del Equipo de Aventuras (Adventure Team Commander). Un hombre blanco, recio, de barba tupida y dispuesto para la acción.

El muñeco venía aterciopelado en la zona del cabello y la barba. Mantenía las mismas características que versiones anteriores en cuanto a tamaño y articulaciones y podía decir algunas palabras grabadas a través de un piolín (como Woody de Toy Story). Pero lo más promocionado era que incorporaba un nuevo movimiento: la llave de kung fu (kung fu grip).

¿En qué consistía esto? No era más que una articulación adicional en los dedos de las manos. Si bien lo vendían como una toma de combate, a los pequeños les gustaba porque les permitía sostener armas, objetos y equipamiento, algo que otras figuras de acción de la época no podían hacer (incluida Barbie).

En 1973, G.I. Joe lanzó una nueva versión del Comandante del Equipo de Aventuras, pero en este caso, tenía el color de piel oscuro y rasgos afro. Todo esto con el objetivo obvio de alcanzar al público afroamericano.

En esta figura está basada el personaje de Joe que vemos en el capítulo de Los Simpsons.

El accesorio adicional que tenía este personaje era la Unidad de Mando Móvil que se menciona en Los Simpsons. En inglés el nombre es Mobile Support Vehicle. Un vehículo de 8 ruedas con una cabina con espacio para dos muñecos que, por supuesto, se vendía aparte.

La generación de los 80 y los dibujos animados

La referencia a Los Simpsons termina allí pero, ¿qué pasó con G.I. Joe? En los ochenta los muñecos dejaron de ser rentables. Los chicos empezaron a comprar los juguetes de Star Wars que, a pesar de ser más pequeños, representaban a los personajes que habían visto en la pantalla grande.

G.I. Joe no podía competir con eso así que Hasbro comenzó una nueva estrategia de marketing donde buscaba crear una mitología detrás de los personajes. Fue así como G.I. Joe dejó de ser el nombre de un personaje genérico y se convirtió en el nombre de una unidad de élite que luchaba contra los malos. Y los malos eran… Cobra. No hay mucho que analizar aquí. Los mismos creadores de la línea reconocen que simplemente necesitaban villanos y el nombre que surgió fue ese.

Los juguetes fueron acompañados de cómics donde se contaba la historia de los personajes y esto, con el tiempo se convirtió en un dibujo animado.

Los nuevos muñecos eran más pequeños y ya no tenían indumentaria de tela. Eran de plástico, con alguna que otra pieza de metal para articulaciones. Hasbro copió la idea de Star Wars, pero además, aplicó un modelo de negocios original. Comenzó a fabricar muchos modelos de personajes. En poco tiempo, había cientos de modelos disponibles y seguían saliendo más. De esta forma, los niños podían comprar y comprar sin parar.

Pero, todo llegó a su fin cuando la cantidad de modelos empezó a ser inmanejable. La línea se hizo costosa y en 1994 fue discontinuada.

Posteriormente Hasbro intentó rescatarla lanzando nuevas líneas de G.I. Joe pero no tuvieron el éxito de antes. Actualmente muchas de las figuras vinculadas a esta línea se compran y se venden como objetos de colección.

g.i. joe adventure team commander
Versión moderna del Comandante del Equipo de Aventuras

El alcance de G.I. Joe llega a nuestros días con una franquicia de películas que pueden no ser destacables en cuanto a séptimo arte se trata. Pero sin dudas funcionan comercialmente puesto que van ya, al momento de escribir este artículo, por la cuarta entrega.

G.I. Joe, un concepto más allá de ser un muñeco

Quizás hayas escuchado en alguna película a algún personaje ser llamado peyorativamente o sarcásticamente como G.I. Joe. Es porque este nombre es sinónimo de héroe de acción, de soldado entrenado y de élite.

La línea de G.I Joe trascendió mucho más allá de las jugueterías y se posicionó como una marca masculina para forjar las bases lúdicas de millones de niños en el mundo, aportando muchos valores surgidos de lo militar.

Esto es algo que en los tiempos que corren puede parecer negativo según quien lo mire y de hecho, en Los Simpsons al personaje de Joe se lo retrata como agresivo y dominante. Y eso es algo de destacar, porque no debemos olvidar que este episodio salió al aire originalmente en 1994. Una vez más Los Simpsons se anticiparon.

Fuente y más información

 

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Acerca de Los Simpsons Explicados