Ann Landers, la vieja aburrida de la que se queja Ned Flanders 0

En este artículo de Los Simpsons Explicados te voy a contar la historia de Ann Landers que es mencionada por Ned Flanders durante su borrachera en su ya mítica frase «Ann Landers es una vieja aburrida».

Primero vamos a repasar la referencia y luego sí, a conocer la historia de Ann landers.

La referencia

El episodio en que nombran a Ann Landers es «La Promesa» (S04E16), aquel episodio en que Homero promete dejar de beber alcohol.

En un segmento vemos a Homero asistir a alcohólicos anónimos y allí sorpresivamente se encuentra con Flanders. Ned cuenta avergonzado la historia de su última borrachera. Su esposa, Maude, le pregunta si leyó la columna de Ann Landers a lo que el ebrio Ned responde con un «Ann Landers es una vieja aburrida». Maude se espanta por la respuesta y ahí termina el traumático recuerdo de Flanders.

Lo que para una persona normal sería algo cotidiano, para el correcto Ned, todo ha sido trágico y difícil de olvidar.

¿Por qué Maude se sorprende con el comentario de Ned? ¿Ha insultado Ned a alguien respetable e importante? Conozcamos la historia de Ann Landers.

¿Quién fue Ann Landers?

Comencemos por el principio. Ann Landers no existe ni existió. Al menos no como persona.

Ann Landers es el seudónimo creado por el periódico Chicago Sun-Times para una columna de consejos que estuvo a cargo de dos mujeres a lo largo de 56 años.

La columna fue creada en 1943 por Ruth Crowley. Llevaba el nombre de «Ask Ann Landers», es decir, «Pregúntale a Ann Landers». La idea de esta sección del diario era responder preguntas de diferentes personas y de variada índole, aunque generalmente se referían a temas familiares, de trabajo y de carrera.

Ruth Crowley, la Ann Landers original

Como te contaba, la creadora de la columna fue Ruth Crowley. Ella era una enfermera de Chicago que desde 1941 había escrito varias columnas sobre maternidad para el Sun.

Se le propuso comenzar una nueva columna sobre temas más generales. Crowley tenía su público y para poder escribir con más libertad prefirió usar un seudónimo. Así fue como nació Ann Landers.

Ruth Crowley escribió la columna Ask Ann Landers desde 1943 hasta 1948, respondiendo las consultas de cartas que eran enviadas al diario. En el 48′ decidió hacer un parate y retomó luego en el 51′ para el mismo diario que ahora se llamaba Chicago Sun-Times.

Crowley escribió la columna hasta 1955 cuando lamentablemente falleció joven, a los 48 años de edad.

Tras la muerte de la Ann Landers original, varios autores se fueron turnando para reemplazarla durante un periodo de tres meses.

Mientras tanto, se llevó a cabo un concurso para elegir a la nueva Ann Landers.

Eppie Lederer, la gran Ann Landers

Esther Pauline «Eppie» Lederer ganó el concurso y se convirtió en la nueva Ann Landers en 1955

La ganadora del concurso fue Esther Pauline «Eppie» Lederer, quien se consagró como la Ann Landers más importante y la que todo el mundo recuerda. Eppie había estudiado periodismo y psicología, lo cual se vería reflejado posteriormente en sus columnas.

Lederer se mantuvo en su rol de Ann Landers desde 1955 hasta 2002, año en que falleció. Esta es la Ann Landers a la que se refiere Ned ya que el episodio de Los Simpsons es de 1993.

La columna de consultas se mantuvo en el Chicago Sun-Times hasta 1987, año en que pasó al Chicago Tribune. Pero es importante aclarar que al tener tanta popularidad, la columna aparecía también en otros periódicos de todo el país. Se estima que era leída por noventa millones de personas.

De esta forma, Ann Landers y Eppie Lederer, que no mantenía oculta su autoría, se convirtieron en un ícono de la cultura estadounidense. Con los años, Lederer viajó por el país dando charlas y participó en programas de TV. Tras muchos años, finalmente obtuvo los derechos de autor por la columna y el seudónimo.

Para 1978, muchas personas la consideraban la mujer más influyente de Estados Unidos.

Las posturas controvertidas de Ann Landers

Eppie Lederer, con su look de señora más recordado.

Cuando en Los Simpsons vemos que Maude lee la columna de Ann Landers podemos llegar a pensar que esta es una columna tradicional y conservadora, ya que los Flanders reflejan en la serie estos valores. Sin embargo, esto no es así.

Sí podemos decir que Ann Landers encarna ciertos valores del american way of life, pero fue también por momentos, algo transgresora y progresista. Aunque siempre con contradicciones. Esto le valió varias polémicas a lo largo de tantos años.

La primera polémica es que Ann Landers estaba a favor de la opción al aborto y de la prostitución. Eso, en Estados Unidos (o en cualquier lugar del mundo) no es para nada convervador. Todo lo contrario.

Podríamos pensar entonces en una mujer liberal, pero no tanto, porque en sus columnas se despachó en más de una oportunidad contra la homosexualidad. Ann Landers decía estar a favor de los derechos LGBT pero consideraba que la homosexualidad no era algo natural. Por lo tanto, estaba también contra el matrimonio gay.

Además de estas posturas, tuvo algunas controversias importantes.

En 1978, escribió en su columna que el Papa Juan Pablo II y los polacos eran todos misóginos. En esa misma columna, se despachó contra el padre de John F. Kennedy, tratándolo de antisemita.

En Halloween de 1995 publicó una columna donde no recomendaba a las familias dejar que los chicos reciban golosinas de extraños porque, según ella, había personas que estaban envenenando estos regalos y poniendo hojas de afeitar adentro.

En 1996 recomendó no tirar arroz en las bodas porque, nuevamente según ella, las aves al comerlo luego explotan. Obviamente esto no es así.

Como podrás imaginarte, Ann Landers era algo así como una señora que daba consejos sin saber mucho en realidad, como una especie de gurú de autoayuda.

El final de Ann Landers

Eppie Lederer murió en 2002 y dejó claro que no quería que nadie tomara el seudónimo de Ann Landers tras su muerte. Dejó algunas columnas escritas, que se fueron publicando de forma póstuma hasta que no quedaron más.

En su lugar, apareció una columna similar pero ya sin el mítico nombre de Ann Landers.

La gemela malvada

Esto que te cuento a continuación es increíble.

Eppie Lederer tenía una hermana gemela, que se llamaba Pauline Esther.

Sí, no me confundí, Eppie Lederer se llamaba Esther Pauline y su hermana gemela, Pauline Esther. A Eppie le decían… bueno, Eppie. Y a la hermana, PoPo.

Poco tiempo después de que Eppie Lederer asumiera el cargo de Ann Landers, su hermana PoPo comenzó a escribir una columna en San Francisco… sobre consejos a lectores.

La columna de PoPo se llamaba Dear Abby y escribía bajo el seudónimo de Abigail Van Buren.

Eppie Lederer y Pauline Philips, gemelas y consejeras.

Obviamente esto produjo una ruptura entre las hermanas. Pero lo de PoPo no fue un capricho para copiarse de su hermana (o tal vez sí). En caso de que lo haya sido, se lo tomó muy en serio ya que su columna duró hasta 2002, al igual que la de su hermana.

Justo ese año en que su hermana murió, PoPo le legó su columna a su hija, Jeanne Philips, es decir, la sobrina de Eppie.

Si bien en 1964 las hermanas Eppie y PoPo se reconciliaron públicamente, se sabe que en el fondo no se querían mucho. La hija de PoPo declaró que a su madre le gustaba ser gemela y estar en contacto con su hermana todo el tiempo, mientras que Eppie quería vivir como un individuo, relegando esa conexión fraternal.

En 1999 se hizo una película para TV sobre la vida de las dos gemelas. Se llamó Take My Advice: The Ann & Abby Story.

Otras menciones a Ann Landers

La herencia va para Ann Landers

En el episodio Bart el Soplón (S07E15) hay otra mención a Ann Landers aunque no lo hayas notado. Los Simpsons se quedan una noche en una supuesta casa embrujada para cobrar la herencia de la Tía Hortensia.

Tras pasar la noche allí, cada integrante de la familia recibe cien dólares. En la versión de español latino, el abogado aclara que el resto de la herencia va para el Partido Verde. Sin embargo, en la versión original en inglés, dice que el resto de la herencia es para Ann Landers.

Después de haber leído este artículo, este chiste debería tener bastante sentido para vos. Ann Landers era una señora que daba consejos siguiendo los valores tradicionales de la sociedad estadounidense. Esto seguramente respetaba empatía en otras personas mayores. Los Simpsons exageran esto al punto de que la Tía Hortensia le lega casi toda su herencia a esta columnista.

Las gemelas durmientes

Hay una mención más a Ann Landers, que incluye también a su hermana de la columna Dear Abby.

En el episodio Adivina quién viene a criticar (S11E03) Homero se hace crítico culinario para un periódico. Al recorrer las instalaciones llega a un lugar donde tienen cautivas a dos mujeres.

En la versión latina aclaran que «aquí es donde la Dra. Corazón y la Rubia Mercado» duermen 23 horas al día. Una de ellas se levanta y aconseja que las liberen o que las dejen morir.

En realidad, en la versión original, en inglés las mujeres que aparecen ahí son Ann Landers y su hermana, PoPo Philips. El chiste es muy bueno. Las tienen guardadas contra su voluntad y extienden su vida útil despertándolas una hora al día para que escriban sus columnas.

El remate es que Ann Landers se despierta y no reclama nada. Solamente aconseja, fiel a su columna, que las liberen o las dejen dormir.

Más referencias de Los Simpsons

Espero que este artículo te haya gustado y hayas aprendido algo nuevo.

Te invito a que recorras el blog para encontrar más referencias. Suscribite al newsletter de Los Simpsons Explicados y recibí las novedades en tu correo electrónico. Seguime también en Instagram y en Twitter.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Hasta el próximo artículo.

Referencias y más información

Suscribite a Los Simpsons Explicados

Sumate a nuestra lista para recibir las novedades del sitio en tu correo electrónico.

¡Excelente! Te has suscrito.

Parece que asuntos internos te tendió una trampa. Revisa los campos del formulario.

Previous ArticleNext Article
Mi nombre es Alejandro De Luca y tal vez me recuerden de blogs como Mentes Liberadas y Crónicas Freelancer. Soy simpsonmaníaco de la primera hora. Miro cine del bueno, leo, programo, escribo y tomo café. También me gusta pasear de la mano de una dama y cenar a la luz de las velas. Y odio los yo-yo's. Vivo en La Haya, Países Bajos.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments